SIMOF 2018

Nuestro flamenco además de pellizco y arte es también una industria y así lo ha vuelto a demostrar SIMOF que está a punto de cumplir sus bodas de plata. Además de Japón este año los compradores en potencia son Italia y Estados Unidos.

Estamos hablando de toda una industria con 7.000 empresas que dan trabajo a 20.000 personas. Una orgullosa Raquel Revuelta me confesaba que el traje de flamenca movió el año pasado tan sólo en nuestro país 150 millones de euros, ahí es nada!

50 desfiles y más de 80 stands en los que se puede comprar todo lo relacionado con los trajes de flamenca y que cada día atrae a más visitantes, esta 24 edición ha superado las 67.000 visitas.

Tengo que decir que me han sorprendido gratamente los jóvenes diseñadores con desfiles creativos y bien rematados. Y buena prueba de que el traje de flamenca tiene todavía mucho que decir fueron los desfiles de las firmas consagradas. Lina volvió a hacer gala de su maestría con “Rio de rosas”.

Flamencas de cortes clásicos con esos vestidos salpicones , con vuelo y enaguas que tan sólo las hermanas Montero saben hacer.

Unos trajes ligeros y cómodos, a pesar de su aspecto, y con cortes impecables.  No en vano siguen siendo los vestidos preferidos por las artistas como muestra nuestra querida Patri López Heras con este modelo.

La explosión de color llegó con Pilar Vera. “A tu vera” es el nombre de esta colección de estampados.

Un regreso a la flamenca de siempre que tan bién domina Pilar Vera.

En esta edición se le ha rendido homenaje al trabajo artesanal, en el que  aquí, en el Sur ,somos punteros y eso es precisamente lo que ha vuelto a hacer Aurora Gaviño con sus encajes, pasamanerías y puntillas.

“Hilo Calé” es el nombre de esta colección basada en la cultura gitana y que cuenta con favorecedores trajes que le sientan bien a cualquier mujer.

Unos trajes con sello propio que le han hecho cumplir ya 25 años dedicada al diseño de flamenca. Un año más fue el desfile que contó con mayor número de caras conocidas dentro y fuera de la pasarela, como fue el caso de Antonia Dell Atte que se puso así de flamenca .

Después de 1.500 trajes cierra sus puertas la 24 edición de SIMOF . Este año con vestidos  más ligeros y sencillos que nos harán de nuevo sentirnos orgullosas de ser del Sur.

 

ll

 

ll

 

ll

 

ll

 

ll

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.