Hallowen

Ya lo sabéis, cada vez me gusta más el Otoño y el mes de noviembre en especial. No se por qué, pero es como el final de una etapa y el inicio de otra. Así también lo entendían los Celtas que hace 3.000 años conmemoraban el fin de año el 31 de octubre.

Pasa con todo, no sólo con el tiempo, que cambia radicalmente, sino que es un inicio de curso para todos. Soy de las que creen que todo lo que empieza hay que celebrarlo y eso hice con mis buenos amigos Jacob y Javier Mascareña que junto a grandes amigos lo conmemoramos así.

Rocio Vazquez ejerció de perfecta anfitriona y como auténtica “Maléfica” preparó su hogar como si del castillo del mismísimo Dracula se tratara!

Los Celtas que habitaban en Irlanda celebraban el inicio de los días más oscuros en el hemisferio norte el día 31 de octubre y lo hicieron coincidir con el día de Samhain, el dios de la muerte.

Por eso este día la muerte está tan presente en Halloween. No me digáis que no da miedo este disfraz!

Ahora cuando hablamos de Halloween o día de las brujas se nos viene a la mente esto. Disfraces, maquillajes , fiestas y dulces. Pero su origen no fue así.Los celtas creían que ese día la frontera entre los vivos y los muertos se volvía incierta y que estos últimos volvían a la tierra ese día.

Precisamente para ahuyentarlos se disfrazaban con pieles de animales, cuernos y surgieron esas calabazas iluminadas, simulando cráneos de muertos .

Aquí estamos mi amiga Isabel  y yo intentado asustar al que se nos acerque…jajaja…

Porque en definitiva, nos lo tenemos que tomar así, a risa, no hay nada más natural y más cercano a la vida que la muerte y por ello debemos disfrutar de cada minuto que estemos aquí.

Más tarde cuando el emperador Constantino decretó que todos los habitantes de su imperio se debían convertir al cristianismo quiso acabar con las fiestas paganas y la fiesta de Samhain pasó a llamarse “All Hallowmans” (Todos los Santos)La iglesia instauró el Dia de Todos los Santos el 1 de Noviembre ,para todos aquellos Santos que no tuvieran celebración, y el día 2 como Día de los Difuntos.

Yo tengo que reconocer que me encanta nuestra costumbre de acudir a los cementerios el día 1 de noviembre y recordar a los que se fueron, pero también me gusta que nos divirtamos y aprovechemos cualquier oportunidad para reírnos de la vida. Porque la tradición no está reñida con adoptar nuevas costumbres, y para eso los andaluces somos únicos!

Comments

  1. Ángeles says:

    Geniales todos!!!
    Me ha encantado conocer la historia tan bien contada Inma!
    Besos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *