Elena Poniatowska

elena-poniatowska-cervantes

Siempre suelo elegir los libros por los autores y no por la temática. Al igual me ocurre con el cine ,donde veo las películas según el director y los autores y no por su argumento. Me gusta la literatura, los libros en los que no pasa nada. Disfruto con la buena narrativa, con un libro bien escrito, aunque su argumento no me seduzca. Me gusta esa mágica combinación de palabras y de frases que constituyen un relato. Hace tres años hice una excepción; charlando con mi amiga y compañera, Elisa Feliu, le confesé la gran atracción que siempre he sentido hacia el surrealismo y a todas esas vanguardias históricas de la primera mitad del siglo XX; y ella que es una gran lectora, me recomendó LEONORA, un libro sobre la vida de la rebelde pintora surrealista Leonora Carrington.

IMG_0568

El libro me cautivó desde el primer momento, no sólo por la interesante vida de la artista  si no, sobre todo, por la fluidez del relato. Una atractiva combinación de palabras que hicieron que su narrativa me cautivara disfrutando con cada una de sus frases que hacían que no pudiera dejar de leerlo.Esa magia que tan sólo se produce cuando estás leyendo buena literatura. Entonces no sabía quién era su escritora , una tal Elena Ponaiatowska de la que hasta entonces lo único que sabía era que se trataba de una reivindicativa periodista mexicana. Al poco tiempo olvidé ese complicado nombre difícil de recordar.

cervantes-reyes-2-a
Elena Poniatowska flanqueada por los reyes tras la entrega del Cervantes

Ayer Sergio Morante me comentó, en tono de guasa, cómo ahora, que le habían entregado el Cervantes,  todo el mundo presumía de haber leído a  Poniatowska  . Yo le confesé que tampoco la conocía, y me puse a escuchar el discurso que estaba dando esa atractiva mujer, de nombre tan raro, que acababa de recibir el Premio Cervantes de Literatura. Enseguida la sentí muy familiar, lo achaqué a esa facilidad para la expresión oral que tienen los iberoamericanos ,cautivando a todo aquel que los oye con su dialéctica. Fue cuando mencionó a otra extranjera que, como ella, también eligió Mexico para vivir, Leonora Carrington, cuando me di cuenta de quién era. Era esa escritora que con su forma de contar me había hecho tan feliz con un buen libro!

Elena, en su discurso, se refirió a Leonora haciendo una similitud con ella, quien habiendo nacido en Paris, a los nueve años se trasladó a México, «La última pintora surrealista, Leonora Carrington -dijo- pudo escoger vivir en Nueva York al lado de Max Ernst y el círculo de Peggi Gugenhaim, pero sin saber español prefirió venir a México con el poeta Renato Leduc»

XXXIV FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO
Retrato de la pintora surrealista Leonora Carrington en su juventud

Un discurso que estuvo centrado en el olvido vivido por las mujeres a las que dedicó estas reivindicativas palabras; » Antes de que Estados Unidos pretendiera tragarse a todo el continente, la resistencia indígena alzó escudos de oro y penachos de plumas de quetzal y los levantó muy alto cuando las mujeres de Chiapas, antes humilladas y furtivas, declararon en 1994 que querían escoger ellas a su hombres, mirarlos a los ojos, tener los hijos que desearan y no ser cambiadas por un garrafón de alcohol»

Fueron los anónimos y, por supuesto, los pobres también, protagonistas de su discurso, de los que dijo ser su voz; «El poder financiero manda en todo el mundo los que resisten montados en Rocinante y seguidos por Sancho Panza son cada vez menos. Me enorgullece caminar al lado de los ilusos, los destartalados, los candorosos».

Esto es sólo parte del hermoso discurso de una mujer que escribe como habla y ha elegido escribir la historia de los que nadie habla erigiéndose en una Sancho Panza junto a los «sin tierra». Ya nunca olvidaré su complicado nombre.

 

Comentarios

  1. maria candau dice:

    Que bonito lo que escribes Inmaculada y que bien te expresas. No pude escuchar el discurso pero no dudare en hacerlo después de tal y como nos lo has descrito. Saludos

  2. Felipe J dice:

    Nunca había oído hablar de esta escritora y nunca leí nada de ella. Ahora muero por leer un libro suyo me parece una mujer muy interesante.

  3. Antonio dice:

    Incluso el rey se emocionó al escuchar el discurso. Es un premio muy muy merecido.

  4. Ana F. dice:

    Conozco a pocas personas que sean tan amantes de la lectura como tú Inmaculada. La verdad que contigo nunca se deja de aprender. Un beso fuerte.

  5. Eloisa dice:

    Mi querida y siempre admirada inmaculada ,eres capaz de conseguir que nos enamoremos de un libro aún sin leerlo.En honor a ti me lo leeré.!me consta que mi también admirado Antonio Burgos es fiel seguidor y admirador tuyo ,así lo he podido comprobar en las redes sociales y no me extraña eres especial.Un beso fuerte y GRACIAS

  6. Pepa dice:

    Una magnifica escritora. Por fin un gran premio para una gran mujer. Su libro es una maravilla. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.