Gin tonic

IMG_3108

¿Os apetece un Gin Tonic? A mi me encanta! Pero de siempre, no ahora que se ha  puesto de moda. Será que como no soy demasiado aficionada a las bebidas alcohólicas, un Gin Tonic  «fresquito» siempre me ha resultado  agradable y muy digestivo.

IMG_2488

Tan fan soy del Gin Tonic que os tengo que confesar que no me gustan nada esos inventos raros que están tan a la última. Variaciones excitantes que se le añaden, como la canela, el pepino, la fresa  o la pimienta. Que no sabes si te estás tomando una copa o bebiéndote un acuario lleno de pececitos de colores!

IMG_2472

Su origen se remonta al  S. XVIII en Ginebra, donde un joyero alemán, que casualmente se apellidaba Schweppe, inventó un método para introducir burbujas de dióxido de carbono en el agua envasada en botellas ,a las que posteriormente añadió naranja y quinina, diendo lugar al agua tónica.

IMG_2491

Pero no fué hasta un poco más tarde , cuando los soldados británicos desplazados a la India comenzaron a añadirle ginebra a la tónica para mejorar el sabor de la primera, y luchar contra la malaria ( y es que la quinina posee propiedades contra esta enfermedad).

Pero , vayamos al lio!

Se sirve en copa ancha o en su defecto vaso corto y  ancho. Eso sí, siempre mejor la  copa, a ser posible «copón»  (mis amigos siempre me han criticado mi predilección por las grandes copas de balón, pero al final siempre sucumben a sus encantos).  El motivo es que la Ginebra necesita una boca ancha para que se oxigene y desprenda todo su artesanal aroma.

IMG_2503

El siguiente paso es el limón verde o lima, nunca zumo, ya que el ácido cítrico presente en esta fruta, reacciona con el anhídrido carbónico de la tónica y la deja sin sus características burbujas,  haciendo  que el Gin Tonic pierda toda su  fuerza. Y siempre cáscara, que puedes restregar por el borde de la copa y luego introducirla. Nunca rodaja. Te cargas el Gin Tonic!

IMG_2501

Un buen Gin Tonic se viste por los piés. Importantísimo es el hielo en abundancia. Yo aconsejo unos cinco cubitos.

IMG_2502

Sobre la Ginebra y la tónica ahora hay tantas que es difícil elegir, aunque no os quepa duda de que las hay baratas y buenísimas. A veces, aquí también la originalidad está, como el sexo, demasiado sobrevalorado . Y un Gin Tonic es un Gin Tonic y ya está. Vertemos la Ginebra (de forma testimonial) contando 1001,102 y 1003, se trata de saborearlo, no de cargarnos el Gin Tonic  y emborracharnos,  y a cierta distancia de la boca del vaso, para que la Ginebra se oxigene.

IMG_2475

Por último, rellenamos hasta arriba de tónica si es posible con una cuchara coctelera, que gracias a su tamaño y tallo en esperiral es ideal para verter la tónica en las bebidas y evitar la pérdida de carbono.

IMG_2518

Y aquí teneis el  Gin Tonic perfecto. Ahora, a practicar!!

 

Comentarios

  1. Carlota A dice:

    Al igual que tu, me considero una incondicional fan del Gin Tonic y del de toda la vida y no de las modernidades que ahora le añaden y que hacen que pierda su encanto!
    Gracias una vez más por estos maravillosos post Inmaculada! Un saludo!

  2. eugenia dice:

    Qué ganas de tomarse uno! Es vedad, uno de los trucos es poner poca ginebra. Me encanta eso de gin tonic «testimonial», deberías registrarlo…jaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.