El secuestro de Cleveland

Hay dias en los que la actualidad te supera, sobre todo si es tan dramática como ésta, por ello hoy no me he resisitido a escribir un nuevo post. Desde que esta mañana me enteré de la trágica noticia de Cleveland no he podido parar de pensar en la crueldad humana.

derf.com.ar_541545_752013_136
Dos de las jóvenes liberadas con la hija de una de ellas

 

La historia es digna de una fantasiosa película de terror. Hace diez años desaparecieron tres jóvenes en Cleveland. La primera, Michele, en 2002 cuando tenía 21 años. Un año después, desaparecía Amanda cuando salía de trabajar de un Burger King, un día antes de su 17 cumpleaños. En 2004 fue secuestrada la más pequeña de las tres, Gina, con tan sólo 14 años, cuando regresaba del colegio.

bjn-kwpcqaaxnnb_22019_1
Foto de archivo de dos de las jóvenes secuestradas

Durante estos diez años las jóvenes han permanecido encadenadas  en el sótano de  una típica casita americana de madera de la zona de Cleveland, sin que nadie sospechara nada. Sus secuestradores son tres hermanos de  50,52 y 54 años, de origen hispano, y según sus vecinos y familiares, de lo más normales. La casa era propiedad del mediano, Ariel Castro, un conductor de abutobús en la escuela pública de la zona y que vivía allí desde hacía más de 20 años.

Casa-liberadas-secuestradas-Cleveland-Google_TINIMA20130507_0073_18

Nadie se hubiera enterado de este horror a no ser porque Charles Ramsey, un vecino de la zona que volvía de comprar una hamburguesa. Al pasar por la casa comenzó a oir gritos mientras golpeaban la puerta. Algo que le extrañó, ya que él conocía al propietario ( «un buen tipo·», según él) y sabía que vivía sólo.

thCABGLYOK
Ariel Castro, el principal sospechosos del secuestro de las jóvenes

Al acercarse, este afroamericano, que ya se ha convertido en todo un héroe, golpeó y tiró la puerta. Al abrirla descubrió que la joven no era la única, junto a ella había una niña pequeña , que le dijo que era su hija y dos chicas más, encerradas  en el sótano. «Hermano,»  ha dicho el inesperado héroe, «supe que algo iba mal cuando una pequeña niña blanca corría a los brazos de un hombre negro».  Inmediatamente le dejó su teléfono a la joven que llamó al 911 diciendo «Socorro! Soy Amanda Berry! He sido secuestrada, llevo desaparecida 10 años y estoy aquí, ya estoy libre».

thCA0LC5D9
Chrarles Ramsey, el inesperado heroe que liberó a las jóvenes secuestradas

Todo el mundo está conmocionado. Nadie puede creerse que este amable vecino , amigo de las barbacoas y de la música y que acababa de publicar en su página de Facebook «Los milagros realmente ocurren, Dios es bueno», fuera en realidad un monstruo capaz de protagonizar un secuestro tan espantoso..

 

Comentarios

  1. mtp dice:

    Parece mentira que pasen estas cosas. Como tu bien dices parece sacado de una pelicula de terror. Como puede nadie jugar asi con las vidas ajenas.

  2. elade dice:

    Resulta increíble que puedan suceder estas cosas y que nadie hasta ahora haya notado nada extraño en el vecindario.
    Gracias a Dios que ya han sido liberadas aunque ahora les queda una parte dura, volver a integrarse a la sociedad después de tanto tiempo incomunicadas. Estas niñas están marcadas de por vida. Que horror

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.